Lugar da Igrexa, Viñós - 15 819 Arzúa, A Coruña
981 194 209
info@casa-lucas.com
Book Now
Orellas (orejas) de carnaval.
Orellas (orejas) de carnaval.

¡Hola a todos!

¡Feliz carnaval! Me encantan estas fiestas, los disfraces, los colores y, como no, todos esos platos que cubren nuestras mesas tan típicos por estas fiestas. Ese cocido con su cacheira, esas filloas, la bica y como no esas orellas (orejas)…. Delicioso.

Es que el carnaval es una fiesta en la que las costumbres se relajan, los roles se invierten y uno puede reírse de todo, sobre todo de uno mismo. O entroido, así es como lo llamamos en Galicia, es una celebración con una larguísima tradición popular. De hecho, 8 carnavales gallegos exhiben con orgullo la calificación oficial de “Fiesta de Interés Turístico”.

Es que en Galicia nos tomamos muy en serio esto de las fiestas, y más cuando de carnavales hablamos, en  muchos lugares a aquellas personas que no se disfrazan se les castiga con golpes de fusta, se les tira harina e incluso hormigas vivas, pero tranquilos, muchos de los castigos se saldan pagando una ronda de vinos.

Para celebrar carnavales, aquí en Casa Lucas vamos a compartir con vosotros una gran receta que se hace en todas las casas gallegas por estas fechas, ¡las orellas de carnaval!

 

 

ORELLAS DE CARNAVAL

Ingredientes

  • Un trocito pequeño de levadura fresca o de panadería
  • 4 huevos
  • 100 ml de anís
  • La ralladura de un limón pequeño
  • La ralladura de una naranja
  • 30 gr de mantequilla derretida
  • 85 gr de leche
  • Una pizca de sal
  • 1 cdta de levadura royal
  • 540 gr de harina de trigo

Ponemos en un bol todos los ingredientes excepto la harina de trigo. Rompemos las yemas y mezclamos un poquito.

Para el siguiente paso nosotros hemos empleado un robot con gancho de amasar, pero perfectamente se pueden amasar a mano. El proceso es ir echando harina poco a poco y mezclando hasta que llegue un punto en que la masa se despegue del bol y casi no se pegue a nuestras manos, es un proceso bastante largo así que no os desesperéis. Una aclaración, la cantidad de harina que pongo en la receta no tiene por qué ser exacto, es un proceso un poco intuitivo, vosotros seguid echando harina hasta que la masa se os despegue y tenga consistencia.

Una vez hecha la masa debemos dejarla reposar una media hora más o menos. La masa os deberá quedar después de levedar tal que así:

 

¡Ahora llega lo más complicado! Para hacer la forma de las orejas vamos a necesitar la ayuda de otra persona, una para hacer la forma (el trabajo un poquito más difícil) y otra para freírlas.

Antes de nada, vamos a echar una buena cantidad de aceite de girasol en una sartén y la ponemos al fuego. En el aceite pondremos también un trocito de cáscara de naranja y otro trocito de cáscara de limón.

Por otro lado, ponemos un poco de aceite de girasol en un plato para engrasar la zona de trabajo, el rodillo y nuestras manos. Cogemos la masa y vamos aplanándola por un extremo hasta dejarla muy finita, cortamos la cantidad que queramos y a la sartén.

La cocción es casi vuelta y vuelta, una vez que cojan un color doradito claro le damos la vuelta y lo mismo para el otro lado.

Las ponemos en una bandeja y espolvoreamos azúcar glas. Una vez que le coges el punto a hacerlas es pan comido.

Espero que hagáis la receta y compartáis las fotos con nosotros en las redes sociales.

¡Hasta la próxima!

Leave a Reply